Contacto:

Archicofradia  de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli
Plaza de San Antonio 1
05005 Ávila

Teléfono: +34/629038811

¿Quiere hacerse socio?

Nombre:

Dirección:

Localidad:

Provincia:

Codigo Postal

Teléfono:

Le atenderemos por el correo electónico: archicofradiamedinaceliavila@gmail.com

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.

PROCESIÓN DE MEDINACELI

 

(ARCHICOFRADÍA DE LA REAL E ILUSTRE ESCLAVITUD DE

NUESTRO PADRE

JESÚS NAZARENO DE MEDINACELI)

 

Tras los actos celebrados con motivo de la bendición de la imagen, la Junta Directiva de la Esclavitud, comenzó a trabajar para preparar la primera salida procesional de la Archicofradía de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli. Esta primera salida procesional tuvo lugar el día 24 de marzo de 1948.

 

La procesión partió del convento de San Antonio, sede de la Esclavitud, haciendo un largo recorrido hasta la Plaza de la Victoria, con regreso al convento por la plaza de Santa Teresa. En este desfile solo participaron hombres, participando 40 cofrades de la Esclavitud acompañados por encapuchados de la Juventud Católico Antoniana, la V. O. T. de San Francisco y representantes de otras Cofradías de la ciudad.

 

A partir de 1949 y hasta 1954, la Esclavitud cambia el lugar de salida de la procesión, haciéndolo desde la iglesia de la Magdalena. Cada año se incorporaban mayor número de cofrades y junto a ellos participaban en la procesión encapuchados pertenecientes a las cofradías de la Juventud Católico Antoniana, V. O. T. Franciscana, Acción Católica, Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús, Santa Veracruz, Angustias y Santo Sepulcro. Participaban también en la procesión la Banda de Cornetas y Tambores de Antigas y la Banda Municipal de Música, abriendo la marcha una escuadra montada de la Guardia Civil.

 

En el año 1953 se incorpora a la procesión la imagen de Nuestra Señora de las Lágrimas, participando, por primera vez, encapuchados los esclavos de Medinaceli, con túnica y capirote morados y capa amarilla, con antorchas encendidas, cuyas llamas daban un impresionante aspecto a su presencia en torno a la imagen de Jesús Cautivo y Redimido.

El Padre Victoriano Rodríguez, fundador de la Archicofradía,  convoca, en el año 1954, una reunión en convento de San Antonio con todas la Cofradías que tenían sede en el mismo, para pedirles que se uniesen todas en una sola procesión, en la procesión de martes Santo, con los cuatro pasos procesionales que había en el convento: Jesús de Medinaceli, El Calvario, Virgen del Mayor Dolor y Nuestra Señora de las Lágrimas, acompañados respectivamente por la Archicofradía de Jesús de Medinaceli, Cofradía de Ferroviarios de San Antonio, Juventud Católico Antoniana y V. O. T. de San Francisco. La procesión cambia su lugar de salida y entrada de la iglesia de la Magdalena por la S. A. I. Catedral, haciendo su recorrido por las calles céntricas de la ciudad.

 

Durante una década, desde 1956 a 1966, la Archicofradía  de Jesús de Medinaceli continúa, todos los años, realizando las mismas actividades: procesión de martes Santo, triduo, Vía Crucis, fiesta del primer viernes de marzo. Solamente resaltar algunas curiosidades,  en el año 1957 la Banda Municipal de Música estrenó para la procesión de martes Santo, la marcha titulada “Jesús de Medinaceli”, adaptación del himno de esta imagen, realizada por el maestro D. Lucio Navarro y en el año 1958, la Junta Directiva, publicara una nota para sus simpatizantes: (…) “Ahora que todas las cofradías que integran la Semana Santa se desviven por atraer a sus filas el mayor número de hermanos, la Esclavitud de Nuestro padre Jesús de Medinaceli, invita a todos los abulenses a que tengan devoción a esta sagrada imagen, a que se inscriban en sus filas, y especialmente invita a dos grupos numerosos que existen en la ciudad: a los abogados y a los excautivos”.

 

En 1964 comienza el declive de la Archicofradía, debido principalmente a problemas económicos y a la falta de personas que se hicieran cargo de la misma. Los mismos problemas estaban atravesando el resto de entidades participantes en la procesión de martes Santo, ya se recogía, en una reunión celebrada con posterioridad a la Semana Santa el siguiente comentario: “A pesar del poco apoyo ya existente, el martes Santo volvió a salir la procesión de Jesús de Medinaceli”.

 

 

El día 21 de marzo de 1967 se celebra la última procesión de Jesús de Medinaceli por las calles de Ávila en esta primera etapa, debido principalmente a dificultades económicas la Archicofradía dejaba de funcionar al no poder hacer frente a los gastos que ocasionaba la procesión. Igualmente fue la última salida procesional de la Juventud Católico Antoniana y de la Venerable Orden Tercera Franciscana, ambas por los mismos motivos.

 

Entre la Archicofradía de Jesús de Medinaceli y la de Nuestra Señora de la Esperanza se mantuvieron conversaciones y decidieron organizar conjuntamente la nueva procesión que se incorporaba a la Semana Santa abulense. El martes Santo, 29 de marzo de 1988, la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza y la Archicofradía e la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli, con sus imágenes titulares, salen nuevamente en procesión después de veinte años de ausencia en la Semana Santa.

Un año más tarde vuelve a salir en solitario la imagen de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, pasando la de Nuestra Señora de la Esperanza al lunes Santo. En la procesión de Medinaceli figuraban ya más de 250 encapuchados, además de señoras vestidas con mantilla española, pertenecientes a la propia Archicofradía, a la Asociación de Viudas Católicas, a la Asociación de las Amas de Casa y a la Cofradía de las Damas de la Soledad.

 

Es en el año 1990 cuando la procesión de Medinaceli comienza a parecerse a las organizadas en su primera época, pues junto a la imagen de Jesús de Medinaceli se incorporan la Virgen del Mayor Dolor, Nuestra Señora de las Lágrimas y el Calvario, aunque sin las cofradías que durante tantos años los escoltaron.

 

En el año 1991 se incorpora a la procesión de la Archicofradía de Jesús de Medinaceli una nueva imagen, con la advocación de las “Lágrimas de San Pedro”, procedente de la parroquia de San Vicente, que la cede expresamente par la procesión de martes Santo, permaneciendo el resto del año en la cripta de la Virgen de la Soterraña.

 

En 1992 la Archicofradía de Jesús de Medinaceli adquiere una nueva talla para su procesión del martes Santo que incorpora a su procesión en el año 1993. En 1995 la Archicofradía incorpora a la procesión la imagen de Cristo Yacente, obra realizada en el año 1942 por el escultor Ricardo Granda.

 

Desde esa fecha la procesión ha sufrido pocas modificaciones en cuanto a su organización. Citar que es la más numerosa en número de penitentes pues sobrepasa los mil. Destacar que desde el año 1997 el cuerpo Nacional de Policía representado por la Comisaria de Ávila es cofrade de número de la Archicofradía, siendo desde ese momento escoltado Nuestro Padre Jesús de Medinaceli por el cuerpo Nacional de Policía. 

 

El recorrido de la procesión es uno de los más llamativos pues partiendo de la Catedral abulense recorre las calles palaciegas hasta llegar al Arco del Carmen por donde hace su salida al exterior de la muralla, a la que rodea recorriendo todo el lienzo norte para volver al interior de la misma por el Arco del Peso de la Harina y finalizar en la Catedral. 

 

Texto: Emilio Iglesias Velasco

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Archicofradia Jesús de Medinaceli de Ávila